Jeff Masters Weather Blog

Una perturbación en el oeste del Caribe podría desarrollarse hacia finales de la semana » Yale Climate Connections


El oeste del Caribe es el posible lugar de origen de un ciclón tropical esta semana y Centroamérica es la región más propensa a sufrir sus impactos. Ese ciclón viene justo después de otro sistema, la Tormenta Tropical Pilar, que empapará el lado del Pacífico de Centroamérica.

Las condiciones en el oeste del Caribe serán propicias para el desarrollo de un ciclón tropical esta semana, con aguas inusualmente cálidas de alrededor de 30 grados Celsius (86°F), una gran cantidad de humedad atmosférica y vientos en altitudes superiores más ligeros que resultan en una baja cizalladura del viento. Existe un sólido respaldo de los modelos.

La serie más reciente de modelos de predicción indicó que un área de alta presión al norte del Caribe mantendría una trayectoria hacia el oeste a cualquier sistema que se desarrolle, lo que brinda a Nicaragua y regiones circundantes de Centroamérica la posibilidad de un sistema proveniente del Caribe que toque tierra el viernes o el sábado.

A principios de la próxima semana, una vaguada de baja presión que pase al norte podría ser capaz de dirigir un posible sistema del Caribe hacia el norte, en dirección al Golfo de México o Cuba, aunque esto parece cada vez más improbable según los últimos modelos. En su Perspectiva Meteorológica Tropical del lunes a las 8 a.m., hora del este (EDT), el Centro Nacional de Huracanes otorgó probabilidades de desarrollo del 10% a dos días y del 50% a siete días para la futura perturbación en el oeste del Caribe. El próximo nombre en la lista de tormentas del Atlántico es Vince.

Como discutió Michael Lowry en su boletín informativo de Substack del lunes, “el oeste del Caribe es el lugar para observar en esta época del año. Aproximadamente un tercio de todos los huracanes que se forman tan tarde en la temporada lo hacen en el oeste del Caribe. Además, 9 de los 11 (82%) huracanes de Categoría 3 o más fuertes registrados en esta etapa tardía de la temporada de huracanes se han formado en el oeste del Caribe”. Sin embargo, es muy inusual que se desarrollen huracanes en noviembre durante un año de El Niño, como documenta el científico de huracanes Andy Hazelton.

Disturbio provoca fuertes lluvias en Puerto Rico

El disturbio tropical 96L se formó el viernes justo al norte de Puerto Rico y se encontraba a unas pocas cientos de millas al este del noroeste de las Bahamas el lunes por la mañana. Las imágenes de satélite del lunes temprano por la tarde mostraban que el 96L tenía una circulación robusta, pero solo una cantidad limitada de tormentas eléctricas intensas. Se espera que la cizalladura del viento aumente de 20-25 nudos el lunes a 40-45 nudos el martes, lo que debería poner fin a cualquier posibilidad de desarrollo. En su Perspectiva Meteorológica Tropical del lunes a las 8 a.m., hora del este (EDT), el Centro Nacional de Huracanes otorgó probabilidades de desarrollo del 20% a dos días y del 20% a siete días para el 96L.

Desde el viernes hasta el domingo, el clima inestable asociado con el 96L trajo fuertes lluvias de cinco a siete pulgadas a partes de Puerto Rico y las Islas Vírgenes, causando inundaciones dañinas. En la capital de San Juan, los daños por inundaciones se estimaron en millones de dólares. Se esperan lluvias intensas el lunes en el este de Puerto Rico y las Islas Vírgenes, donde se emitieron avisos de inundaciones.

El número de fallecidos debido al impacto catastrófico del huracán Otis ha aumentado

En México, se han declarado 48 personas muertas con seis personas desaparecidas, según el gobierno mexicano el domingo. Otis tocó tierra en Acapulco el miércoles 25 de octubre como un huracán de Categoría 5 con vientos de 165 mph, convirtiéndolo en el huracán del Pacífico más fuerte registrado que ha golpeado a México. Las imágenes de satélite (ver tuit a continuación) han revelado que los daños causados por Otis fueron más graves en las zonas de gran altitud en los límites de la ciudad, donde los fuertes vientos y los deslizamientos de tierra provocados por las intensas lluvias en las pendientes empinadas se combinaron para causar una destrucción masiva. Pocas partes de la ciudad escaparon de los daños.

Según informes de medios y relatos de testigos, la población de Acapulco está sufriendo enormemente. Hay escasez de agua, alimentos y gas, y la electricidad y las comunicaciones están en su mayoría fuera de servicio. Algunos servicios de autobuses se han restablecido, y el aeropuerto está parcialmente abierto. Hasta el lunes, se había restablecido la electricidad en el 58% de la ciudad, y el presidente de México anunció que la electricidad se restablecería por completo en la ciudad el martes.

Las fuertes lluvias de Pilar afectarán a varios países de América Central

La tormenta tropical Pilar puede que nunca toque tierra en América Central, pero sigue representando un riesgo de lluvias intensas para varias naciones. A las 11 a.m., hora del este (EDT), del lunes, Pilar se encontraba a unas 225 millas al suroeste de San Salvador, El Salvador, con vientos sostenidos máximos de 50 mph. Se emitieron Alertas de Tormenta Tropical para las zonas costeras del Pacífico de El Salvador, Honduras y Nicaragua al norte de Puerto Sandino. Fuertes lluvias y tormentas, o convección, ya estaban afectando las áreas costeras en la periferia de Pilar, que tenía un núcleo convectivo consolidado, así como una amplia actividad de tormentas eléctricas en su sureste.

Una imagen infrarojo de Tormenta Tropical Pilar sobre América Central.
Una imagen combinada de infrarojo y visible de Tormenta Tropical Pilar, mostrando tormentas de lluvia y tormentas eléctricas a las 11 a.m. EDT, el 30 de Octubre de 2023. (Crédito de imagen: NOAA)

Pilar se dirigía hacia el este-noreste en dirección a América Central a una velocidad de aproximadamente 6 mph el lunes por la mañana, siendo arrastrado por un sistema de niveles superiores en el Caribe. El sistema de niveles superiores se trasladará al Golfo de México, para ser reemplazado por un fuerte sistema de altas presiones. Este cambio en las corrientes de dirección parece destinado a provocar un giro de 180 grados en la trayectoria de Pilar, enviándolo de regreso hacia el Pacífico abierto después de mediados de la semana. La pregunta abierta es cuán cerca estará Pilar de El Salvador, Honduras y Nicaragua antes de que cambie de rumbo y cuánto tiempo permanecerá lo suficientemente cerca como para llevar lluvias a tierra. Prácticamente todos los miembros del conjunto de modelos de los pronósticos europeos y GFS de la noche del domingo llevan a Pilar a aproximadamente 100 millas de la costa antes de que se aleje de ella.

Los vientos con fuerza de tormenta tropical se extienden solo alrededor de 70 millas desde Pilar, y no se espera que ese radio cambie de manera drástica, por lo que es poco probable que América Central experimente daños importantes por vientos de Pilar. Sin embargo, a medida que la circulación se expande con el tiempo, las bandas de lluvia pesada persistentes que giran alrededor de Pilar podrían penetrar tierra adentro, especialmente el martes y el miércoles, agravado por el flujo ascendente en terreno montañoso. Las lluvias más intensas, localmente de cinco a diez pulgadas, con posibles cantidades más altas, podrían desencadenar inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra, y es más probable que ocurran cerca y justo al este del centro de Pilar, a lo largo de las costas y las pendientes que miran hacia el Pacífico en el este de El Salvador, el sur de Honduras y el oeste de Nicaragua.

El Centro Nacional de Huracanes pronostica que Pilar se intensificará hasta casi alcanzar la fuerza de un huracán para el martes por la noche, ya que la tormenta se nutre de temperaturas inusualmente cálidas de la superficie del mar (28-29 grados Celsius o 82-84 grados Fahrenheit). Lo que trabaja en contra de Pilar será la moderada a fuerte cizalladura del viento de 10-25 nudos. A medida que Pilar se acerque a la costa, algo de aire seco que fluye hacia el mar alrededor del lado norte de Pilar también podría infiltrarse en lo que es, en su mayoría, un entorno húmedo (humedad relativa a niveles medios de 70-80%). Pilar debería debilitarse gradualmente a finales de esta semana a medida que se aleja de la costa, eventualmente moviéndose hacia un entorno más seco para el fin de semana.

Este artículo fue traducido por Perla Marvell.





Source link