Jeff Masters Weather Blog

Tormenta Tropical Franklin deja muertes y daño en el Caribe » Yale Climate Connections


Tormenta Tropical Franklin se está dirigiendo hacia el Atlántico, pero el daño hecho a las comunidades de Haíti y La República Dominicana apenas está empezando a salir a la luz.

Una estación de tiempo cerca de la capital dominicana de Santo Domingo registró 330.7 milímetros de agua acumulada (aproximadamente 1.1 pies), según la Oficina Nacional de Meteorología, División de Hidrometeorología (ONAMET).

Franklin tocó tierra en la provincia de Barahona de La Républica Dominicana cerca de 8 a.m. EDT el miércoles, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC por sus siglas en inglés) y continuó su camino a través del país por el día entero. Causó severas inundaciones y algunas áreas, causando daño a carreteras, comunidades y al menos dos personas han perdido la vida.

Hasta el jueves 24 de agosto, más de un millón de residentes continúan sin servicio de agua y residenciales fueron abandonados por el daño causado por las inundaciones según el periodico dominicano, Diario Libre. El mismo periódico estába reportando el viernes que algunas comunidades del Gran Santo Domingo todavía están bajo agua.

El ministerio de Salud Pública advirtió que hay una posibilidad de un incremento en enfermedades como infecciones de heridas, cólera y leptospirosis. También las enfermedades transmitidas por las picaduras de mosquitos se incrementan después de inundaciones prolongadas.

El cambio climático no está aumentando el número total de huracanes, pero está aumentando su intensidad, según World Weather Attribution, un grupo de científicos que cuantifican cómo el cambio climático influye en la intensidad y probabilidad de un evento climático extremo a través de datos climáticos y modelos por computadora. El cambio climático puede empeorar los huracanes de varias formas, incluyendo temperaturas del agua más cálidas —este año exacerbadas aún más por El Niño— y mayor humedad en el aire debido a las temperaturas del aire más altas.

YouTube video

“Por cada grado centígrado que calienta los océanos, añade aproximadamente un 7% más de humedad a la atmósfera, lo que significa que las lluvias que provienen de cualquier tormenta… se espera que sean un 7% mayores”, dijo Jeff Masters, meteorólogo de Yale Climate Connections, en un video reciente de Eye on the Storm. “Resulta que puedes obtener algo incluso más grande que eso, porque a medida que agregas más energía térmica a la tormenta —más humedad— cuando esa humedad se condensa, libera el calor que tomó evaporarla en primer lugar, lo que energiza la tormenta y la hace más grande”.





Source link