Jeff Masters Weather Blog

Los “días de perros” y el cuidado de nuestras mascotas » Yale Climate Connections


Uno de nuestros lectores nos preguntó:

Hola a todos, mi pregunta es para Johani Ponce, periodista venezolana a la que admiro y leo hace muchos años. Johani, por favor cuéntanos ¿qué podemos hacer con nuestras mascotas, quienes padecemos el calor extremo de Miami durante el verano? Tengo una perrita, labrador, retriever, y ya no sé si dejarla fuera de la casa, ya que siento que el calor es mucho. Les pido que escriban sobre esto.

Para contestar esta pregunta, es obvio que conseguimos la ayuda de Johani Carolina Ponce, una experimentada periodista con más de 25 años de dedicación en su campo. Esto es lo que encontró sobre el tema.

Gracias por su interés en un tema tan importante para nuestra comunidad. El calor extremo puede tener un impacto significativo en el bienestar de nuestras mascotas. Su pregunta nos brinda la oportunidad de profundizar en cómo podemos proteger a nuestros queridos animales durante estos días, cuando el termómetro sube significativamente.

De acuerdo con Climate.gov, el año 2023 fue el más cálido registrado desde que se empezaron a llevar datos globales en 1850. Los últimos 10 años (2014–2023) han sido los más cálidos en los 174 años de registros históricos.

Se dice en inglés la frase “dog days of summer”, los días de perros del verano en español, se utiliza para describir estas jornadas calurosas y húmedas. Su origen se remonta a miles de años atrás, a los tiempos del Imperio Romano, y se refiere a las fechas del 3 de julio al 11 de agosto, que son 20 días antes y 20 días después de que la estrella Sirio se alinee y se ponga junto con el sol. Sirio era conocida como la “estrella del perro” porque es la estrella más brillante de la constelación Canis Major en latino o Perro Mayor en español.

Ahora, los días más calurosos están llegando aún más temprano.

Cuando la temperatura del aire llega a los 77 °F (25 °C), las superficies de asfalto pueden calentarse hasta los 125 °F (52 °C). Esta es una temperatura que puede quemar la piel humana y resultar peligrosa para las patas sin protección de los perros y gatos.

El esfuerzo físico o el ejercicio en ambientes calurosos incrementa el riesgo de estrés térmico o golpe de calor en los perros.

¿Cómo puede saber si el pavimento está demasiado caliente para las patas de su perro? 

Coloque el dorso de su mano sobre la superficie del pavimento. Si no puede mantenerla allí por más de 7 segundos debido al calor, busque un lugar cubierto de césped o con sombra para pasear a su perro. También puede cambiar la hora del paseo a temprano en la mañana o a la tarde, cuando la temperatura es más fresca y el sol está más bajo en el horizonte.

Nunca deje a su mascota en un vehículo

Nunca, nunca deje a su perro en un auto. Ni siquiera por un minuto. En un día de 85 °F, un automóvil con las ventanas abiertas ligeramente puede alcanzar los 102 °F en solo 10 minutos.

Los perros con mayor riesgo

En la investigación Impactos del cambio climático en el bienestar animal, un grupo de investigadores del Stress Physiology Lab de Queensland, Australia, utilizó el “modelo de cinco dominios” para el bienestar animal. Esta estructura, basada en la ciencia, examina nutrición, entorno, salud física, comportamiento y estado mental. El estudio determinó que los perros que pueden sufrir con mayor énfasis en días calurosos son:

  • Los perros mayores o con sobrepeso.
  • Los cachorros también tienen una capacidad reducida para mantener su temperatura corporal adecuada.
  • Los que tienen pelajes gruesos porque retienen más calor cerca de sus cuerpos.
  • Los que tienen hocicos cortos/caras planas, lo que restringe el flujo de aire y dificulta que se enfríen, por ejemplo razas como bulldogs, Shih Tzus y pugs.
  • Los perros con pelajes más oscuros pueden absorber más calor.

Actividad física y estrés por calor

Varios estudios han determinado que la actividad física durante altas temperaturas aumenta el riesgo de estrés por calor o golpe de calor en los perros. Además, se han identificado otros factores de riesgo para el golpe de calor en los perros, incluyendo:

  • Ser un perro de raza grande (más de 33 libras)
  • Tener sobrepeso, independientemente de la raza
  • Falta de aclimatación a condiciones cálidas o húmedas
  • Falta de acondicionamiento físico
  • Asimismo, algunas razas grandes son más susceptibles, como los Golden y Labrador retrievers, así como los perros militares o de trabajo, como los pastores belgas o alemanes.

Normas básicas de seguridad durante el verano de acuerdo con la Sociedad Humana de los Estados Unidos

Observa la humedad: Tomar la temperatura de un perro le dirá rápidamente si hay un problema serio. La temperatura de los perros no debe superar los 104 °F (40 °C). Si la temperatura de tu perro lo hace, se trata de un golpe de calor.

No confíe en un ventilador: Las mascotas responden al calor de manera diferente a los humanos. (Los perros, por ejemplo, sudan principalmente a través de sus patas.) Y los ventiladores no enfrían a las mascotas tan efectivamente como a las personas.

Proporcione suficiente sombra y agua. Si es indispensable salir proteja a su mascota con un bloqueador solar especial para perros.

Esté atento a los signos de golpe de calor. Algunos signos de golpe de calor son respiración agitada, ojos vidriosos, ritmo cardíaco rápido, dificultad para respirar, sed excesiva, letargo, fiebre, mareos, falta de coordinación, salivación profusa, vómitos, lengua roja o morada, convulsiones y pérdida del conocimiento.

Cómo tratar a una mascota que sufre de golpe de calor. Mueva a su mascota a la sombra o a un área con aire acondicionado. Aplique bolsas de hielo o toallas frías en su cabeza, cuello y pecho, o pase agua fresca (no fría) sobre ellos. Permita que beban pequeñas cantidades de agua fresca o laman cubitos de hielo. Llévelos directamente a un veterinario.

Prepárese para cortes de energía. Antes de que una tormenta de verano o un huracán deje sin electricidad tu hogar, crea un plan de emergencia para mantener a tus mascotas a salvo del golpe de calor y otros problemas relacionados con la temperatura.

No se olviden de los gatos

A los gatos les gusta y se sienten naturalmente atraídos por el calor y los lugares soleados. El rango de temperatura interna promedio para los gatos está entre 99.5 °F (37.5 °C) y 102.5 °F (37.5 °C). Cuando la temperatura ambiente supera ese rango, su mascota podría estar en riesgo de sufrir un golpe de calor. Asegúrese de que su gato tenga acceso a agua fresca y limpia, así como a áreas frescas y sombreadas.





Source link